Cómo saber si mi bebé quedó llenito 

Uno de los mayores interrogantes de las madres es si su bebé está quedando llenito y si la producción de leche materna es o no suficiente, acá encontrarás algunos tips que te ayudarán a sentirte más tranquila con este lindo proceso. 

La naturaleza es perfecta

Alguna vez te has imaginado, ¿cómo sucede el milagro de la producción de la leche en tu cuerpo, cómo logran pasar esos innumerables componentes desde la sangre a tu bebé?; pues allí radica uno de los factores más importantes y que te harán sentir más tranquila con la cantidad de leche que produces.  

Desde la gestación las mamas se preparan para amamantar, cambia el color, la forma y el tamaño; y esto ya nos habla de un desarrollo mamario. En el interior de mamá todo se está preparando para la llegada del nuevo miembro de la familia, y una vez la placenta es liberada, se inicia el proceso de producción.

 

Así que desde que tu bebé nace, tu glándula mamaria inicia la producción de la primera leche llamada “calostro”, esta leche es altamente nutritiva y viene en pequeña cantidad, justo lo que él bebé necesita.

 

Además de estar tranquila porque tu cuerpo es perfecto y está en la capacidad de producir la leche necesaria para tu bebé desde el nacimiento, existen algunas señales que te pueden indicar que ha quedado satisfecho.

Frecuencia de amamantamiento

Tu bebé puede tener periodos de sueño tranquilo y otros periodos donde se despierta para comer de manera eficaz, generalmente entre 8 a 12 veces en 24 horas y una vez ha saciado su apetito suelta solo el pecho o no desea seguirse amamantando; esta es una señal muy clara de satisfacción.

Durante el amamantamiento puedes notar que el ritmo de succión del bebé cambia, disminuye cuando obtiene leche y puedes escucharlo deglutir o tragar, se observa alerta, activo y está contento entre las tomas, usualmente descansa por 1 o 2 horas, se despierta por sí mismo y da señales para mamar otra vez (ten presente que los bebés aunque estén bien alimentados pueden ser irritables por otras razones, el llanto no sólo te indica que es momento para comer).

Número de deposiciones

Puedes tener presente el número de pañales que moja en un periodo de 24 horas, por lo menos seis pañales mojados en el día y que sea de color pálida, diluida. Conforme van pasando los días desde su nacimiento sus deposiciones también van cambiando desde el color negro del meconio a presentar tres o más deposiciones abundantes amarillas o que, al menos, están tornándose amarillas alrededor del día 4 de nacido. De esta manera el bebé continuará  teniendo por lo menos tres deposiciones en cada periodo de 24 horas hasta que tenga de 5 a 6 semanas de edad.

Sensación en los pechos

Algunas madres sienten los pechos más suaves después del amamantamiento, sin embargo no todas sienten un cambio muy representativo.

Otro signo importante a tener presenten que puede indicar que el bebé logra obtener la cantidad de leche necesaria es que los pezones de las madres no están adoloridos durante o después de las mamadas, ya que el dolor puede indicar un agarre ineficiente del bebé al pecho y por tal motivo no obtendrá la leche suficiente.

Peso del bebé

Aunque es un indicador que no podrá ser muy útil en casa es importante que sepas que es normal que el bebé pierda hasta un 10% del peso de nacimiento y que se recuperará a los 10 a 14 días posparto si todo va bien.

Recuerda que la leche materna se produce de manera natural y la cantidad de leche que sale de tu pecho depende de la frecuencia con que amamantes a tu bebé; a mayor succión mayor producción.

Si tienes dificultades en la lactancia recurre a un consultor en lactancia certificado.

Artículo realizado para Stem Medicina Regenerativa 

Carolina Gómez Jaramillo.

Nutricionista Dietista

Consultora Internacional en Lactancia Materna IBCLC.

Doula

  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo

+(57) 301 540 13 11

consultora@carogomezibclc.com

© 2020 by Caro Gómez. Created By Camila Duque.

Medellín, Colombia